Tu amor, Señor, sólo tu Amor… – LC Blog

Tu amor, Señor, sólo tu Amor…

Señor, en la frialdad y oscuridad del mundo, te ofrezco mi vida y todo lo que soy y tengo para que Tú, Niño Jesús, mi Señor, mi Dios, mi Rey, puedas reinar y llegar a más corazones. Mi corazón no es el mejor lugar y seguro habrá muchísimos otros mejores y más preparados que el mío. Pero te lo ofrezco, Señor, pues confío que Tú siendo el Amor, transformará y modelará mi corazón. Entra en mi corazón. Vive en mi corazón, Señor.

Tu Amor es la luz que me ilumina y brilla en mi alma;

Tu Amor es el calor que arde en mi corazón y me purifica de mis pecados;

Tu Amor es el perfume que convierte mi vida agradable a ti y a los demás;

Tu Amor es la alegría que desborda mi corazón y contagia a los demás;

Tu Amor es la entrega que me hace vivir por Ti y por los demás;

Tu Amor es la seguridad donde siempre encontraré apoyo;

Tu Amor es la roca donde construyo mi vida;

Tu Amor es el refugio frente mis debilidades y caídas;

Tu Amor es la fuerza que me mueve y me anima a seguir adelante;

Tu Amor es la paz donde reposa mi alma;

Tu Amor es la medicina que sana todas mis heridas;

Tu Amor es el alimento que fortalece y restaura mi alma;

Tu Amor es el premio que desea mi alma;

Tu Amor es la ciencia que da sentido a mi existencia y a todos mis actos;

Tu Amor es la compañía en mis momentos de soledad;

Tu Amor es la brisa suave que despierta mi alma y me hace contemplar tus maravillas;

Tu Amor es el detalle de cada obra de tus manos;

Tu Amor es el perdón que necesita mi alma;

Tu Amor es la misericordia que me llena de paz y esperanza;

Tu Amor es el abrazo que me reconoce hijo Tuyo;

Tu Amor es la estrella polar de mis ojos y de mi corazón;

Tu Amor es mi prójimo a quien tengo que ayudar;

Tu Amor es la sonrisa que me invita a sonreír;

Tu Amor es la mirada que me eleva y transforma mi vida;

Tu Amor es la palabra que me alienta y me orienta;

Tu Amor es la llave que abre mi corazón y el corazón de las almas;

Tu Amor es la espada que me ayuda a vencer el mal;

Tu Amor es la mano que se extiende y ayuda a levantarme;

Tu Amor es el consuelo en las lágrimas de mis sufrimientos;

Tu Amor es el ardor que me mueve a luchar;

Tu Amor es la corona de todo mi actuar;

Tu Amor es el silencio que me enseña a contemplar;

Tu Amor es la voz que me indica el camino a seguir;

Tu Amor es la velocidad que me empuja a actuar y a llevarte a los demás;

Tu Amor es la fuente de agua viva que desea mi corazón;

Tu Amor es el motivo y la razón de mi vivir;

Tu Amor es la fidelidad que nunca me abandona;

Tu Amor es el camino por donde quiero caminar;

Tu Amor es la valentía que vence a todos mis miedos y salta todos mis obstáculos;

Tu Amor es el Reino a cual pertenezco;

Tu Amor es la defensa y las armas contra todos mis enemigos;

Tu Amor es el corazón a quien quiero entregarme;

Tu Amor es la certeza de mis convicciones;

Tu Amor es el sentido de mi vocación y de mi sacerdocio;

Tu Amor es la respuesta a todas mis peticiones;

Tu Amor es la lluvia de gracia que riega mi alma;

Tu Amor es la belleza que repara mi alma de todos mis pecados;

Tu Amor es la constancia de mis compromisos;

Tu Amor es el poder que me hace afrontar la vida;

Tu Amor es la verdad que reviste mi alma;

Tu Amor es la cruz señal de mi salvación;

Tu Amor es la libertad de mi corazón;

Tu Amor es el Paraíso donde quiero llegar;

Tu Amor es el Amigo que nunca falla y siempre me acompaña;

Tu Amor es el grito en la cruz que me dice: Tengo sed de ti!

Tu Amor es la sorpresa y el regalo de cada día de mi vida;

Tu Amor es el secreto de mi felicidad;

Tu Amor es el trigo molido convertido en pan que luego se consagra en el altar en Tu Cuerpo;

Tu Amor es el vino fruto de la vid convertido en Tu Sangre derramada por nosotros;

Tu Amor es la Eucaristía realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar;

Tu Amor es la base de mi apostolado;

Tu Amor es la grandeza con que quiero medir mis actos;

Tu Amor es la vocación que me has llamado a vivir en plenitud;

Tu Amor es la Santísima Virgen María que me has dado como Madre;

Tu Amor es la escucha sincera y atenta de todas mis plegarias;

Tu Amor es la armonía que compone la música de mi alma;

Tu Amor es la armadura en todos mis combates;

Tu Amor es el tesoro por el cual he dejado todo;

Tu Amor es la santidad ante la cual mi corazón se arrodilla para adorar;

Tu Amor es eterno porque me amas desde toda la eternidad y me amarás siempre;

Tu Amor es lo único y todo lo que necesito para ser plenamente feliz;

Tu Amor es la meta y el fin que quiero alcanzar;

Tu Amor es el proyecto de mi vida;

Tu Amor es el escudo que siempre me protege;

Tu Amor es la providencia que me cuida y nunca se olvida de mí;

Tu Amor es la esencia de mi amor a los demás y de las cosas que hago;

Tu Amor es el triunfo sobre la muerte y sobre el pecado;

Tu Amor lo puede todo, Señor; pues nada es imposible para Ti. Tu Amor, Señor, solo tu Amor,  me renueva, me transforma, me realiza, me fortalece y me hace feliz. Señor, ayúdame a corresponder tu Amor por mí. La medida del amor es amar sin medida. No quiero poner límites a mi amor y quiero que reines en mi corazón. Enséñame a amar, Señor. Haz de mí un instrumento de tu Amor. Gracias, Señor, por tu infinito Amor!!!

Previous post
¿Seres invisibles? ¡Muchas gracias!
Next post
Counting coins

No Comment

Deja un comentario

Back
SHARE

Tu amor, Señor, sólo tu Amor…