sencillez

“Se le acerca un leproso, suplicándole de rodillas: «Si quieres, puedes limpiarme». Compadecido, extendió la mano y lo tocó diciendo: «Quiero: queda limpio». La lepra se le quitó inmediatamente y …

“En verdad, en verdad os digo: el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, sino que salta por otra parte, ese es ladrón y bandido; …

por Jorge del Campo Hace unos días tuve que ir a un colegio para dar una clase; al finalizar la hazaña me dirigí al patio del plantel para conocer y platicar …

Back