Perspectiva

Caminando por la famosa ciudad de Florencia, me encontré con la siguiente escena que todo fotógrafo, al pasar por ese lugar suele tomar y yo no me podía quedar atrás.

Al enfocar la cámara al final de aquella fila de arcos, me hizo pensar mucho no sólo en la perspectiva o composición de la fotografía, sino al ver a tanta gente caminar por allí me enfoqué más en la perspectiva y armonía de la propia vida y que no es solo tarea del fotógrafo o del artista, sino de cada uno de nosotros.

Al instante me ha venido a la mente una frase de Alejandro Dumas sobre la vida y tiene mucho sentido con respecto a la perspectiva de la que estoy hablando: “La vida es fascinante: sólo hay que mirarla a través de las gafas correctas”.

Nosotros somos quien le damos el sentido o perspectiva a la propia vida, somos nosotros quienes nos podemos hacer más daño y sufrir o gozar de la vida a pesar de las contrariedades que pueden surgir externamente. Somos nosotros los que escogemos esas “gafas” con las cuales mirar nuestra vida. Somos nosotros quienes podemos dar un giro, un sentido a nuestra vida y encontrarle esa perspectiva que Dios, como buen Padre, quiere y anhela de cada uno de nosotros sus criaturas.

De nosotros depende la perspectiva que queremos ver y darle a nuestra vida y solo así es como podrá comenzar el cambio que tanto le exigimos a la sociedad, un cambio que es personal para así poder trasmitirlo a los demás. Es la perspectiva del amor al prójimo, de la misericordia y pureza de intención, la perspectiva de saber escuchar y aconsejar al otro, o simplemente de saber ser agradecidos y dar una sonrisa, por mencionar algunas.

Sólo hay que enfocar bien el lente u objetivo de nuestra vida en aquellas pequeñas cosas cotidianas a las que quizás estamos ya arrutinados y no logramos ver su belleza, así lograremos la mano de Dios en nuestras vidas.

Previous post
La paz del Anticristo
Next post
La Luz que brilla en la oscuridad

No Comment

Deja un comentario

Back
SHARE

Perspectiva