Archivos

Noviazgo: Tres palabras para Paula y Luca

Por Carlos Padilla, LC

“Estaremos juntos hasta que nos dure el amor”…. Pero, ¿qué entendemos por “amor”? ¿Sólo un sentimiento, una condición psico-física? Ciertamente, si es así, no se puede construir sobre ello nada sólido.

Estas palabras las escucharon más de 20 mil novios reunidos en Roma entorno al papa Francisco.
Paula y Luca también estuvieron ahí y no podían creer lo que escuchaban. ¿Amar para siempre? ¿Que el amor no es sólo un sentimiento? ¿Debo pedir perdón todos los días?

Era la primera vez que escuchaban a un cura hablando tan claramente del noviazgo y máxime a un Papa. Desde hace 10 meses comenzaron su aventura y en ella no han faltado alegrías, emociones y caricias; pero también peleas, enojos y celos.

Les urgía encontrar una Roca sobre la cual cimentar su noviazgo. En las últimas semanas las discusiones entre Luca y Paula estuvieron a punto de destruir su relación. Vinieron a la plaza San Pedro con las manos entrelazadas en dudas y salieron de ella con 3 consejos brillantes como esmeraldas.

El Papa se los dejó claro: “la convivencia es un arte, es un camino paciente, hermoso y fascinante que tiene unas reglas que se pueden resumir en tres palabras: ¿Puedo? Gracias, Perdona”

1.- ¿Puedo? Cuando la otra persona te abre la casa de su vida hay que entrar de puntillas, es necesario imitar a la cultura oriental que deja sus zapatos fuera, para no irrumpir con violencia sino con dulzura y sumo respeto. El corazón del otro es más valioso que la más cara de las mansiones o el más lujoso de los museos. “La cortesía es la hermana de la caridad, que apaga el odio y mantiene el amor”. Decir a tu pareja ¿puedo? implica respeto, atención y cariño, pues como dice Papa Francisco “El verdadero amor no se impone con dureza o agresividad”

2.-Gracias. ¿Sabemos dar las gracias?: aquí se juega todo. Quien dice “gracias” ha entendido que el amor es dar antes que recibir, ha comprendido a la otra persona como un don y no como un objeto de placer o una mercancía de sentimientos. Por eso el Papa fulminó con esta frase: “Hay que saber decirse gracias para caminar juntos”.

3.- Perdona. “En la vida cometemos muchos errores, nos equivocamos tantas veces… De ahí la necesidad de utilizar esta palabra tan sencilla” A Paula y Luca esto les cuesta horrores (como al resto de los mortales, supongo) pedir perdón es humillante pero también sanante. Sólo el perdón te hace fuerte y pone tus ojos en el próximo horizonte, en el futuro y no en la inútil tarea de hurgar la vieja herida.

Sin perdón no hay realismo. Las relaciones humanas se dan entre seres imperfectos, débiles, ¡de barro! Quien no perdona esta afirmando que él es perfecto y busca una pareja perfecta. Jesús, que nos conoce bien, decía el Papa, nos enseña un secreto: el perdón. “Que un día no termine nunca sin pedir perdón… sin que la paz vuelva a casa.”

Esta promesa del “para siempre”, hacia la que cada noviazgo debe caminar, es como el cimiento fuerte de una casa. Aventurarse en un noviazgo apostando solamente por los sentimientos es abrazar el aire. Por ello las palabras de Francisco pueden guiar a tantos jóvenes novios como Paula y Luca: “No quieran construir la casa sobre la arena de los sentimientos que van y vienen, sino sobre la roca del amor verdadero, el amor que viene de Dios”

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario