La paz del Anticristo

Si el Papa te recomienda un libro, este tiene que ser particularmente bueno. Este es el caso del libro: “El señor del mundo” escrito por Robert Benson, el cual recomendó el Papa Francisco en una conferencia de prensa dada en el avión en su regreso de Filipinas.

El libro podría resumirse con la siguiente frase: “Cristo no vino a traer la paz, sino la guerra. El anticristo no traerá la guerra sino la paz”. La novela apocalíptica transcurre en un mundo sin guerra pero sin Dios, donde la comodidad es el valor máximo. Un mundo “aséptico y anestesiado”. El libro presenta lo que yo llamaría “la tranquilidad satánica”.

Creo que esta tranquilidad satánica no se da solamente a un nivel geopolítico, sino también en la vida personal. Es la tranquilidad de la vida mediocre. No se hace nada malo, pero tampoco nada bueno. Se vive tal vez no en el ateísmo teórico, pero si en el práctico.

Esta tranquilidad satánica es muy peligrosa porque nos hace creer que somos buenas personas. Nos creemos cristianos y somos más bien “anti-cristianos”. Tal como el anticristo en la novela esta tranquilidad nos engatusa dándonos comodidad. Se presenta como salvador y nos priva de todo sufrimiento y esfuerzo.

Cristo ofrece todo lo contrario: “el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan” (Mateo 11, 12). Es evidente que Cristo no nos invita a salir a la calle disparando a los pecadores. No, Cristo nos invita a salir de nuestra mediocridad. Él no elimina nuestro sufrimiento, le da un sentido.

En esta “guerra santa” en la que luchamos contra nuestro egoísmo, conseguimos la verdadera paz. La paz de darlo todo y dejar el resultado en las manos de Dios. Una verdadera paz que no es tranquilidad. Paz que se queda aunque el bienestar se vaya. Paz santa, Paz de Dios.

 

“Qué equivocados andamos a veces los que buscamos la verdadera paz de Dios. Qué humanamente pensamos lo que es paz. Cuánto egoísmo encierran a veces nuestros deseos de paz… Pero es que, la que buscamos, muchas veces no es la de Dios…, sino la del mundo.”      San Rafael Arnáiz

Previous post
"To be or not to be..." (Ser o no ser...)
Next post
Perspectiva

No Comment

Deja un comentario

Back
SHARE

La paz del Anticristo