La guerra que sí necesita Venezuela

¡El 6D no pasó en vano! Venezuela se levanta entusiasmada. Titulares y publicaciones anuncian un cambio. «Vamos palante Venezuela», «Un país nuevo», «Venezuela libre», «Llegó el cambio»… Te pregunto: ¿Cuál es el cambio que necesita Venezuela? ¿Qué hacer a partir de hoy? ¿Qué hacer a partir del 7D?

Es la primera mañana post-elecciones en que la oposición venezolana se levanta con una sonrisa en la cara. Se respira entusiasmo y esperanza. Se entona espontáneamente el «Gloria al bravo pueblo» o «En Venezuela”. El corazón late a otro ritmo. Parece que se niveló la presión sanguínea de miles de venezolanos.

Al mismo tiempo muchos comentan: “La guerra no ha terminado”, “Aún quedan batallas por ganar”. Y es cierto. La guerra apenas empieza. Pero ¿estamos hablando de la misma guerra? Si tu guerra es la de la venganza, el odio y el rencor entonces no estamos en el mismo canal. Si esa es tu guerra no estás hablando de cambio. ¿De qué sirve ahora estirar el resorte del odio hacia el otro lado? Responder al odio con odio no es cambio es continuidad. La guerra del odio ya nos llevó a tener las ciudades con más homicidios en el mundo y a encabezar las listas de los países con la peor calidad de vida.

¿Cuál es la guerra que sí necesita Venezuela? El país necesita la guerra por la verdadera unidad. La guerra contra nosotros mismos para no seguir dividiendo. La guerra para que busquemos la justicia por amor a lo justo y no por venganza. Sólo así lograremos una Venezuela nueva. Lo demás no es cambio. Lo demás es seguir con lo mismo sólo que repintando los colores que detentan el poder. El verdadero cambio no se trata de inclinar la balanza desde el rojo hacia el azul, sino de darle peso a lo que está por encima de cualquier color.

¿Qué hacer a partir del 7D? Te propongo buscar activamente que el país se una. No sólo buscar que se una más que en los últimos quince años. Eso se queda corto. ¿Acaso los últimos quince años se forjaron solos? Mira hacia atrás con un poco más de perspectiva. La verdadera unidad sabe reconocer los errores de ambos lados e invita a cada uno a corregirse.

Venezuela necesita la unidad que es fruto del amor. Que el 7D sea el día en que empieces a amar a cada venezolano como no lo has hecho nunca antes. La unidad se logra con comprensión y solidaridad. La unidad empieza evitando cualquier forma de agresión. Cuidado con tus comentarios, cuidado con tu actitud, cuidado con tu mirada, cuidado con tu aversión hacia los que no piensan igual que tú… La unidad implica diversidad, diálogo, apertura, sinceridad, respeto, búsqueda del bien común. La unidad nace del amor. A partir de hoy hay que «construir» esa unidad.

¿Quieres pelear la guerra que sí necesita Venezuela? ¡Empieza a amar a cada venezolano!

Previous post
Segunda conversión (Adviento II)
Next post
De dolor, muerte y tanatología

No Comment

Deja un comentario

Back
SHARE

La guerra que sí necesita Venezuela