Archivos

“Test” de vista: 6 niveles de vida

Hay un famoso dicho que dice: “Ese no puede ver más allá de la punta de su nariz”. Y lo cierto es que en algunos se aplica. De hecho el dicho no se refiere a la vista sino que va mucho más allá. Podría decirse que de acuerdo al alcance de la mirada se pueden distinguir diversos “niveles” de vida. ¿En qué nivel estás tú? Te invito a leer cada nivel para constatar hasta dónde puede ver…

  1. Nivel bulto. Esto es triste, pero pasa. El nivel bulto es el que ni siquiera puede ver la punta de su nariz. De hecho no puede ver nada porque está inconsciente. Le llamo bulto porque sus capacidades motrices son casi idénticas a las de un simple bulto a causa del exceso de algunas sustancias. El nivel bulto es quien una y otra vez vende su consciencia y racionalidad por el alcohol y las drogas. En muchos casos lo hace para huir de su propia realidad.
  2. Nivel superficie. Mucha gente vive aquí. Es el nivel del consumismo. Aquí viven casi todos cuyas metas se reducen a dinero, poder y placer. Cuando estás aquí sólo ves lo que se puede comprar, usar, poseer y vender. Es un nivel engañoso porque te hace creer que ahí puedes ser feliz. En realidad es un nivel muy insuficiente para dar a una persona la satisfacción que necesita.
  3. Nivel existencial. Aquí se empieza a reducir el grupo.  Es el nivel de quien se pregunta por su propia vida y sobre su sentido; quien trata de vivir y disfrutar la vida de un modo más integral y completo. No es sólo disfrutar de las cosas, sino disfrutar de la vida en sí misma. Es valorar la propia existencia como algo grandioso y buscar las respuestas correctas para las preguntas de fondo.
  4. Nivel encuentro. (¿Todavía puedes ver?) Este nivel lo alcanzan aquellos que se dan cuenta de que están hechos para la comunión con los demás. Son los que entienden que el ser humano es un ser social por naturaleza, pero no como quien sólo “está cerca” de los otros, sino como quien conoce al otro y lo valora por ser quien es. Se trata de las personas que descubren lo que verdaderamente es la amistad. Son personas que saben abrirse a los demás y saben estrechar relaciones donde hay verdadero encuentro personal.
  5. Nivel amor. Ahora sí que estamos hablando de un nivel de vida profundamente humanizante. Aquí están las personas que han descubierto que hay más alegría en dar que en recibir. Son personas acostumbradas a buscar el bien de los demás. Son personas dispuestas a servir. Con ellos puedes ser vulnerable porque sabes que encontrarás un apoyo. Estas personas inspiran confianza. Ellos te hacen recordar que eres único, valioso e irrepetible. Te tratan como merece ser tratada una persona… te aman.
  6. Nivel sobrenatural. La mirada de este grupo de personas va más allá. (Espero que puedas ver lo que sigue porque es maravilloso). El nivel sobrenatural se alcanza con la capacidad de ver la mano de Dios en los acontecimientos de la vida. Estas personas viven con una felicidad muy profunda y difícil de perturbar porque se saben hijos amados de Dios. Ellos tratan a los demás como hermanos e incluso llegan a amarte con un amor capaz de dar la vida por ti. Gozan cada momento de la vida y saben sacar lo bueno de los mejores acontecimientos y también de los peores. En su rostro se dibuja siempre una sonrisa apacible y serena que denota una felicidad auténtica. Es el nivel donde el hombre descubre su verdadera llamada, vivir en comunión consigo mismo, con los demás y con el mismo Dios.

¿Cómo te ha ido en este “test”? Está claro que en la vida fluctuamos entre los diversos niveles. Los primeros niveles son fáciles de vivir, pero después de un tiempo producen una fuerte insatisfacción y por eso tendemos a querer ir más allá. Los últimos niveles, aunque exigen esfuerzo y lucha diaria, dan a la vida el sentido de plenitud que lleva a la felicidad.

Lo más importante es que puedas darte cuenta de dos cosas:

  • ¿hasta dónde llega tu mirada?
  • ¿cuál es el nivel en el que estás de modo más estable? 

Si estás en los primeros niveles no temas. Tú vista sí tiene la capacidad de ver más allá. Tal vez lo que falta es poner tu vista a la escucha de tu corazón. Cualquiera que se ponga en búsqueda puede ir avanzando nivel por nivel hasta que su mirada pueda ver aquello que su corazón anhela.

Loading Facebook Comments ...

2 Comments

Deja un comentario