Archivos

  • Home
  • /
  • Arte
  • /
  • Hacer de lo ordinario algo extraordinario

Hacer de lo ordinario algo extraordinario

Recuerdo que, al caminar por las orillas del mar de Salerno, Italia, me encontré con la siguiente escena. Un humilde pescador, con su lancha pintoresca, sin inmutarse y sin dejar de trabajar, ponía todo su esfuerzo en las cosas que hacía.

La verdad me ha hecho pensar mucho que la vida está llena de pequeñas cosas y detalles que la hacen especial. Cada día, cada instante, cada persona que me rodea está ahí por algo, el trabajo que hago es por algo y por alguien.

Podemos llegar a creer que la santidad está en hacer verdaderos milagros o cosas del otro mundo. La santidad va más allá de esto. La verdadera santidad consiste simplemente en hacer de lo ordinario algo extraordinario.

Al hacer cada actividad de nuestro día lo mejor que podamos, con delicadeza y detalle, por el familiar más necesitado, por algún amigo o conocido, etc… podremos darle el verdadero sentido a nuestros trabajos y fatigas cotidianas. Un sentido que nos traerá verdadera paz y alegría en el alma, y que nos motivará a comenzar cada día con nuevos ánimos de santificar nuestras obras cotidianas.

Hoy hay que “hacer de lo ordinario algo extraordinario”.

Soy un religioso Legionario de Cristo de la Ciudad de México. Me encanta tomar fotografías y encontrar, en ellas, a Dios en los pequeños detalles de nuestra vida cotidiana. Me fascina la música y tocar la guitarra.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario