Guía del caminar

No hay duda que la peregrinación es una de las más hermosas metáforas de la vida humana. Sí. Peregrinos somos, en la vida andamos; y aunque tantas veces nos encontramos desorientados, traicionados por sin fin de distracciones, siempre en nuestro corazón experimentamos el anhelo profundo de un puerto de aguas serenas donde descansar, la meta siempre añorada de la felicidad profunda. ¡Qué bueno sería que esta meta no sea jamás un “destino exclusivo”! De aquellos que los viajeros no suelen encontrar jamás, como ciudades Dorados, en donde todo esfuerzo por llegar es insuficiente y los buenos deseos terminan frustrados, interrumpidos, abortados.

He aquí una verdad fundamental de nuestra ser caminantes: ¡Necesitamos un guía! Guía y experto del camino que nos muestre el rumbo hacia la verdadera felicidad. Guía que nos acompañe, que acreciente en nosotros el deseo la meta. Guía confiable. Sí. Muy sutiles son los caminos de la vida y muchos los peligros del camino, ¿Cómo no  desilusionarse ante las fátigas de cada día?

Cristo es el verdadero Guía: el buen Pastor. ¿Cómo corresponderle? ¿Cómo ser parte de su redil? Viviendo desde el corazón como oveja. Dependiente del Pastor. La pobreza personal es siempre el mejor punto de partida en los caminos de Dios. Comienza el andar desde tu realidad concreta: nuestros anhelos, deseos, ansias de plenitud. Experimentar nuestra necesidad de Él y nuestra gran incapacidad de autosatisfacernos. Dios es experto en tomar nuestra pobreza y atraernos hacia sí. Quien demanda a Dios en su vida parte con pisada firme y ritmo constante hacia la meta, aunque desconozca el camino. La oveja también es dócil. Escucha y sigue de inmediato la voz del Pastor. ¡Parte! ¡Sal! Levántate y ponte en camino junto a Él y verás. Experimentarás el crecer de las fuerzas con el marchar, verás valles oscuros convertidos en sendas amenas… Sí, más vale un día de camino con Cristo que cien años sin Él. Aun los más oscuros.

Previous post
Amar para siempre
Next post
Percibir su Presencia: examen de conciencia

No Comment

Deja un comentario

Back
SHARE

Guía del caminar