Archivos

  • Home
  • /
  • Actualidad
  • /
  • Filosofando con el Papa: La lógica del pasado mañana

Filosofando con el Papa: La lógica del pasado mañana

Los medios de comunicación, bien utilizados, son una maravilla. Nos permiten escuchar a los grandes personajes de nuestro tiempo. Uno de ellos, sin lugar a dudas, es el Papa Francisco. Podemos tener acceso inmediato a sus discursos y homilías con aplicaciones tan buenas como Zenit o ACI Prensa. Considero que este es un privilegio del cual no nos debemos privar.

Quizás no se piense en Francisco como un gran filósofo, lo cual me parece muy bien. No porque no sea un gran intelectual, sino porque el Santo Padre es mucho más que eso. Sin embargo, el mensaje del Papa se puede leer a muchos niveles. El secreto de Francisco es que logra plantear problemas serios con un lenguaje simple, limpio, universal.

Este 16 de septiembre, en su homilía, nos invitaba a pedir la gracia de comprender la “lógica del pasado mañana”. No está hablando del miércoles cuando piensas en la fiesta del viernes o, peor aún, en el sábado cuando piensas en volver a la cruda realidad del lunes. El Papa está hablando de una pregunta que nos ha hecho quemar neuronas durante siglos: ¿existe algo después de esta vida?

Estamos sumergidos en el tiempo. Esto es fascinante. Siempre estamos tratando de controlar nuestro mañana, comprender nuestro ayer y aprovechar nuestro hoy. Pero, ¿qué pasa el día después del último mañana?

Sabemos que el último mañana es la muerte. Es curioso como siempre vemos la muerte como algo ajeno. Tenemos experiencia de la muerte, pero nunca es la nuestra. Tendemos a esquivar la idea de morir. La sensación de vértigo te golpea en el estómago cuando piensas en la eternidad, en el “para siempre”. Sabemos que algún día tendremos que morir pero… no sabemos nada más.

camino-eternidad-fondo-ipad

Así, en pocos minutos, el Papa Francisco nos ha introducido al tema de la muerte, del tiempo y de la eternidad. Y cuando estos temas están sobre la mesa, la fe comienza a iluminar la razón. Insisto en la necesidad de plantear los problemas antes de ofrecer nuestras soluciones. Nadie da pan a quien no tiene hambre. A veces, parece que nuestro mensaje cristiano no tiene resonancia pero es porque queremos dar “respuestas” a quienes no tienen preguntas.

Estas son las grandes preguntas. Estas son las verdades que tanto buscamos. Estos son los grandes temas. No les diré la respuesta que el Papa ofrece (no debería ser difícil deducirla…) porque no quiero arruinarles la oportunidad de leerlo por su cuenta. Puede ser el inicio de un buen hábito: filosofar con el Papa.

Hijo de Dios. Católico convencido. Buscador del Bien, de la Verdad y la Belleza.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario