Archivos

El sacerdote “cazagoles”

Inspirado por la homilía del día de hoy me puse a pensar en el valor que tiene un “caza-goles” en un equipo de fútbol. Ya saben, el tipico que esta “cansado” o “ahorrando energías” y se la pasa en la linea del fuera de juego esperando un pase milagro y un despiste de la defensa.

La liturgia de hoy, domingo, nos habla de Samuel y de san Pedro quienes fueron orientados hacia Dios gracias a instrumentos humanos o a “caza-goles”.

El sacerdote, como cualquier cristiano apóstol, es un mediador entre Dios y los hombres (lo hemos escuchado muchas veces). Dios (misteriosamente) quiere llegar a sus creaturas que ama ( o sea, tú…) a través de mediaciones humanas. Por eso me venia la imagen del “caza-gol”. El “caza-gol” recibe el pase, fruto de una jugada y de otras circunstancias que tal vez ni vio, y lo único que tuvo que hacer para meter el gol fue estar en el lugar correcto en el momento correcto. Suena como poco pero con eso Dios obra sus milagros. Así, es un trabajo en equipo. Dios hace el trabajo espiritual fuerte, y nosotros solo ponemos nuestro granito de arena. Por eso, el protagonista es Él, y, aunque podremos ser goleadores, siempre seremos “caza-goles”.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario