Disputa; sciencia et sapientia

por Lázaro García

El título original está tomado del comentario francés de Maritain. La ciencia es un enigma. Comte y su lirismo pretenden explicar el mundo a través del enfoque de su finalidad pragmática, los pensadores actuales sabrán negar trascendentales que su conciencia exige, el hombre se privará del poder del razonar conciso por ceder a sus tendencias mas no se librará jamás del deseo de conocimiento.

Conocer no es sólo la posesión del sujeto cognoscente sino que es un bien que se debe al intelecto porque sería un absurdo tener un intelecto capaz de conocer que no puede conocer. En efecto, el hombre puede conocer a través de medios que le garanticen la corrección y veracidad de su búsqueda. A esa certeza que ve la adecuada relación entre el individuo y su mundo circundante de un modo misurable y a la vez estable se le llama ciencia.

Pero la ciencia puede ser a veces un poco especulativa, es decir, calcular sin la experiencia, experimentar muchas veces para dar por supuesto que sucede con la prueba lo mismo “en todos los experimientos”, ser a veces por la confianza en sí misma un conocimiento sin experiencia.

¡Qué bella palabra! Experiencia. El origen del conocimiento cierto de la vida intelectual que consciente de sí da a la inteligencia una validez que articula con una visión global el mundo porque sabe que no sólo hay que medir el mundo sino hay que ser medido por él, limitado y a veces vencido. Parecería una antítesis de formas conocer pero una de ellas es más bien saber y por su consistencia más sabrosa que el simple conocimiento pragmático se vuelve una madre de la otra.

La sabiduría es madre porque como aquella visión platónica del “Eros” es fomento y posesión necesitada, es una búsqueda más profunda porque se sabe lo que se busca y se trabaja con una cierta posesión adelantada como si al buscar ya se supiera y al conocer se adquiriera la sabiduría como resultado de una serie de conocimientos.

Previous post
No quites tu nacimiento
Next post
Beauty: Art and Nature

No Comment

Deja un comentario

Back
SHARE

Disputa; sciencia et sapientia