Teología

Hemos comparado nuestra santificación a una maravillosa obra de arte. El Espíritu Santo es como el pintor. Nosotros somos sus colaboradores, que ayudan a preparar el dibujo. Cuando la obra …

Hemos llegado al último de los dones del Espíritu Santo. Es el último porque es como la cumbre de los demás. Vimos que el don de Temor nos prepara para …

La santificación de los hombres es como la obra maestra del Espíritu Santo. Dijimos que hay cuatro dones por los que Él guía nuestra inteligencia. Vimos cómo el don de …

Cada don es como un pincel con el que el Espíritu Santo pinta en nosotros la imagen de Cristo. Como hemos visto, cada don es como una “forma superior” de …

Hemos hablado ya de los dones que pertenecen a la parte afectiva de la persona. Los dos primeros, Temor y Fortaleza, guían nuestra sensibilidad. El don de Piedad dispone nuestra …

Hemos visto que no hay porción del ser humano que no sea tocada por el Espíritu Santo a través de alguno de sus dones. Los dones de Temor y de …

Dijimos que las virtudes son como el “modo humano” de santificarnos. Y los dones son el “modo divino” en que el Espíritu Santo trabaja en nuestras almas. Cada don tiene …

Pasó enero, y ya casi febrero. Y ya se nos olvidaron los propósitos de año nuevo. Posiblemente ni los hicimos, o simplemente se quedaron en el tintero, junto con las …

Hay que hacer las cosas bien. Despertarse temprano. Comer a sus horas. Llegar puntual. Cumplir lo prometido. Ser fieles a la pareja. Echarle condimentos a los tacos. Como Dios manda–dice …

Back