Liturgia

En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba junto a Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba en el principio junto a Dios. Por medio de él se …

La generación de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu …

“Por aquellos días, Juan el Bautista se presenta en el desierto de Judea, predicando: «Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos». Este es el que anunció el profeta …

El Papa Francisco es un hombre de gestos. Una y otra vez habla, expresa, comunica con los gestos y los hechos, incluso por encima de las palabras. En estos días …

¿Piedra, papel o tijera? Todos lo hemos jugado. Algunos le llaman chin-chan-pú. Otros pim-pom-papas. En fin. Se trata de un círculo cerrado de tres elementos. Lo usamos normalmente para tomar …

En estos días he visto mucha gente feliz. El día 12 de diciembre celebramos las ordenaciones sacerdotales de 44 legionarios. Ellos estaban muy contentos. Sus familias estaban felices, sobre todo …

Por Javier Gaxiola, LC San Ignacio de Loyola siempre me ha llamado poderosamente la atención. Quizás porque era un militar, y en mi cogregación religiosa el tema militar es algo …

Cristo nos presentó el domingo pasado una imagen propia del ambiente mediterráneo: «cuando comienzan a brotar las hojas de la higuera nos damos cuenta que se acerca el verano». Con ella, …

Por Juan Carlos Arias, LC ¿Alguna vez te han robado el corazón? ¿Has perdido el control de  tu vida? Hay personas que entran en el corazón sin pedir permiso: el …

por Juan Pablo Rebollo, LC Mientras nos preparamos para la fiesta del Sagrado Corazón circulan muchas imágenes –por cierto, las más de las veces bastante refinadas o afectadas—de Jesús presentando …

La fiesta del Sagrado Corazón es “la fiesta de las fiestas” pues celebramos el amor que llevó a Cristo a hacerse uno como nosotros y entregar la vida por salvarnos. …

El mundo, como la Iglesia, continuamente está de fiesta, basta ver un calendario y constatar que los días pasan entre una y otra celebración. Todos necesitamos hacer fiesta, celebrar. Celebramos …

Hemos comparado nuestra santificación a una maravillosa obra de arte. El Espíritu Santo es como el pintor. Nosotros somos sus colaboradores, que ayudan a preparar el dibujo. Cuando la obra …

Hemos llegado al último de los dones del Espíritu Santo. Es el último porque es como la cumbre de los demás. Vimos que el don de Temor nos prepara para …

La santificación de los hombres es como la obra maestra del Espíritu Santo. Dijimos que hay cuatro dones por los que Él guía nuestra inteligencia. Vimos cómo el don de …

Cada don es como un pincel con el que el Espíritu Santo pinta en nosotros la imagen de Cristo. Como hemos visto, cada don es como una “forma superior” de …

Hemos hablado ya de los dones que pertenecen a la parte afectiva de la persona. Los dos primeros, Temor y Fortaleza, guían nuestra sensibilidad. El don de Piedad dispone nuestra …

Hemos visto que no hay porción del ser humano que no sea tocada por el Espíritu Santo a través de alguno de sus dones. Los dones de Temor y de …

Dijimos que las virtudes son como el “modo humano” de santificarnos. Y los dones son el “modo divino” en que el Espíritu Santo trabaja en nuestras almas. Cada don tiene …

El Espíritu Santo es quien imprime en nuestras almas la imagen de Cristo. Y, como vimos, los dones son esas herramientas a través de las cuales Él actúa directamente en …

Por Diego Arregui LC Monseñor Luis María Martínez tiene una comparación que puede ayudar a entender qué son los dones del Espíritu Santo. Imagínate a un pintor. Es muy famoso. …

por Lázaro García Creer es una labor divina, casi un privilegio para cualquier hombre hablando de la vida. Creer significa en un después, aguardar con esperanza lo que no se …

El año litúrgico a veces tiene el poder de llevarnos de un lado de la historia de la salvación al otro en el espacio de pocos días. Dentro del arco …

(Foto: Robert Whitehead) Aún no hemos entendido qué significa Pascua. Es evidente que 50 días son más que 40, pero a todos se nos hace eterna la Cuaresma y muchas veces …

Back