Archivos

Cascos Blancos: Tecnología y Humanidad

Cada semana se ofrece a la comunidad un documental para ayudarnos a comprender mejor el mundo, generar buenas conversaciones y descansar. Esta semana fue el turno de The White Helmets, galardonado con el Óscar a mejor documental del 2016.

Este documental es fuerte. Nos presenta la vida de algunos voluntarios en Siria que acuden al rescate de civiles después de cada bombardeo. Acuden a la escena cuando aún hay polvo levantado y fuego en los edificios. Hacen lo que pueden para sacar personas de los escombros. Muchas veces no encontrarán personas, encontrarán cadáveres.

El climax del documental llega cuando escuchan el llanto de un niño por debajo de los escombros. Todo el equipo se pone en marcha. Justo cuando creían que sus cuerpos no podrían levantar una piedra más, el sonido de la vida les infunde nuevos ánimos. Tras horas de esfuerzo logran rescatar a un bebé de que apenas había llegado al mundo. Lo llamarán “el bebé del milagro”. Un ser humano nacido de los escombros.

Obviamente, siendo un documental que aborda el tema de la guerra, ha tenido una acogida muy variada. No quiero entrar en la polémica política que ha desatado. No me importa si estos hombres son musulmanes, terroristas, guerrilleros, rebeldes, o lo que sean. Lo que importa es que son hombres. Son seres humanos como tú y como yo que han decidido poner su vida en riesgo por salvar otras vidas. Este acto de amor trasciende todas nuestras categorías reduccionistas.

Las escenas contrastan entre aviones de combate y aparatos para detectar el sonido por debajo de los escombros, entre explosiones y mangueras para apagar incendios, entre los medios de comunicación que manipulan noticias y los que acercan a tus seres queridos en momentos de necesidad. La misma tecnología que sirve para borrar tantas vidas del planeta es la que otros utilizan para salvarlas. Resulta paradigmático el bombardeo a un hospital…

Somos libres, profundamente libres. De nosotros depende si queremos emplear nuestros recursos en la autodestrucción o en el bien común. Este documental va más allá del statement político. Es un reclamo a la responsabilidad, a la opción por la paz. En palabras de uno de los protagonistas, Mohamed Farah: “Mejor salvar un alma que tomarla”.

El problema postmoderno no es de cultura o de tecnología, es de humanidad.

 

Hijo de Dios. Católico convencido. Buscador del Bien, de la Verdad y la Belleza.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario